Introduzca su búsqueda

Vivir con propósito

Nuestro propósito

Nuestro propósito

Vivir con propósito.

Cuando no tenemos claro nuestro propósito, acabamos siendo mano de obra barata de quien sí lo tiene y utiliza los recursos a su alcance para conseguirlo. Pocas motivaciones son más fuertes para levantarnos cada día de la cama que el tener claro el para qué. Más aún, cuando ese para qué no ha sido impuesto de forma externa, sino buscado y soñado. Si ese propósito, además, tiene un fin más elevado que supera el nivel individual incidiendo en la sociedad y creando un mundo mejor, la tarea del día a día se convierte en la mejor de las aventuras.

Nuestro propósito

El propósito de Tumiloque es ofrecer la posibilidad de expresarte a través de las joyas que eliges, en forma de autoregalos o regalos. Ayudando a expresar tu identidad y tu unicidad mediante la creación de tu propio estilo. No creemos en el copia y pega de las masas. Creemos que somos seres únicos e irrepetibles y cada uno con un lenguaje y forma de expresarse distinta.

 

vivir con propósito

Collares

Joyería artesanal

Por ello, somos joyería artesanal con significado. No industrial. Porque creemos que las joyas son algo más que un elemento decorativo. Una joya habla de nuestros sueños, nuestros nudos y nuestras luchas a través de la piedra que lo canaliza.

Cuando hacemos un regalo, no sólo entregamos algo material, entregamos amor, sueños, deseos de protección. En Tumiloque ese lenguaje lo hablamos con cada una de las propiedades que tienen nuestras joyas. Por eso, nos gusta contaros las propiedades de las piedras que componen la pieza; para facilitaros el camino a la hora de elegir cuál os viene bien en este momento de vuestra vida, más allá de la estética.

Una vida sin propósito carece de sentido. Y el poder apoyarnos en elementos externos para reforzar nuestros valores o minimizar nuestras carencias, puede ser de gran ayuda.

Creemos también, que tal y como eres en lo pequeño, eres en lo grande. De ahí que cada detalle cuente. La flor que elegimos para el packaging, la cuerda para envolver o el mensaje del marcapáginas. Esta sociedad, que incita al actuar por actuar, nos lleva a que descuidemos el foco y nos olvidemos de lo pequeño. Y difícilmente si descuidamos lo pequeño, seremos grandiosos en lo mayor. Cuidar cada pequeño detalle de nuestra vida, por minúsculo que sea, dando lo mejor de nosotras, hará que se convierta en un hábito. Cuando ese hábito lo intentemos trasladar a lo grande será más fácil alcanzar la excelencia.

Y tú, ¿vives con propósito?

Síguenos en nuestras redes sociales, facebook e Instagram

 

    ¿Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro blog

    He leído y acepto la política de privacidad