Introduzca su búsqueda

Piedras preciosas como amuletos: reducir el estrés

Piedras preciosas como amuletos

Piedras preciosas como amuletos

Piedras preciosas como amuletos.

Durante siglos las gemas se han utilizado como amuletos o piedras protectoras en todas las culturas.

Según la piedra se le han ido atribuyendo diferentes propiedades, que hacían que funcionaran como amuleto para usos distintos. Lo curioso es que las propiedades que se le atribuyen a la mayoría de las piedras se repiten en las distintas civilizaciones y momentos históricos.

Los amuletos son elementos naturales creados por la naturaleza, y a los que se les atribuyen determinadas propiedades energéticas. A diferencia de los talismanes que son creados por el hombre.

Hoy en día, en esta sociedad del continuo correr, las piedras o minerales puedes ser tu aliado para equilibrar tus energías y ayudarte como amuletos, al igual que la antigüedad.

Eso sí, no existe una fórmula mágica. Siempre necesitarás un trabajo interior ya que meramente el portar la piedra no obrará milagros. Las piedras preciosas como amuletos serán solo una ayuda más.

Una de las causas que más daño está causando en la sociedad actual de la inmediatez es el estrés, de ahí, que pensáramos que te puede ser de ayuda una explicación sobre las piedras que más te pueden ayudar ante el estrés.

Así que vamos a adentrarnos en las que consideramos las 3 mejores piedras a usar para reducir tu estrés.

Piedras para reducir el estrés.

Amatista.

La amatista es una piedra calmante, por ello, es tan usada en la meditación.

Los usos más comunes son ante problemas de dolores de cabeza o migraña causados por la tensión o estrés. Ya que, al tratarte de una piedra con propiedades calmantes, hace que ese dolor se reduzca. Se le atribuyen también propiedades para ayudar a conciliar el sueño, de nuevo, basándose en su energía calmante.

La amatista ha sido llamada tradicionalmente piedra de la espiritualidad, al ayudar a alcanzar equilibrio interior.

amatista y citrino

amatista y citrino

Turmalina negra.

Ayuda en la relajación de la mente, proporcionando la sensación de estabilidad y equilibrio. Es una piedra muy protectora, que nos aísla de malas energías.

A veces, en el estrés que cargamos influye mucho el espacio o relaciones entre las que nos relacionamos. Con esta piedra logramos alejar esas posibles malas influencias energéticas, protegiendo nuestro equilibrio.

Dependiendo de que se desee proteger un espacio de trabajo o nosotros se colocará de una forma u otra.

Por ejemplo, si sentimos que lo importante es la protección con determinadas relaciones y que necesitamos esta estabilidad y equilibrio, será necesario tenerla en contacto directo con nuestro cuerpo por ejemplo en una pulsera, que influirá directamente en nuestra tensión.

Si lo que sentimos es que debe alejar las malas energías en nuestro trabajo ahí será importante colocar una piedra de turmalina negra en la mesa o en algún rincón estratégico.

pendiente largo de carneola y howlite en plata

pendiente largo de carneola y howlita en plata

Howlita blanca

La howlita es otra de las piedras muy usadas en la meditación, ya que entre sus propiedades está el potenciar la paz y alejar las energías negativas.

Su energía nos ayuda a calmar nuestra mente, alejando los pensamientos recurrentes.

Influye en nuestro carácter y estado de ánimo aliviando el estrés y conectándonos con nuestra parte más espiritual.

En la antigüedad se consideraba que la howlita nos preparaba para recibir la sabiduría y aumentar nuestra comprensión.

Y es que cuántas veces, para bajarnos de esa rueda de estrés, solo necesitamos comprender pequeños puntos y entender que todo es cambio y que nada es tan importante como para que arrastre nuestra salud.

La howlita fue una piedra muy usada por estudiantes por su vinculación a la sabiduría y potenciación de la memoria. En situaciones de alto estrés, nuestra capacidad de concentración y retención de información disminuye. Así que, al calmarnos, nuestros capacidades intelectuales, en consecuencia, mejoran.

Las consecuencias del estrés sostenido en el tiempo son muy perjudiciales para nuestro cuerpo, mente y emociones.

Depresión, ansiedad, estar mas irascibles, insomnio son solo una de las consecuencias que sufrimos cuando sometemos a nuestro cuerpo a un estrés continuado. De ahí que sea tan importante trabajárnoslo y aplicar medidas para reducirlo.

Y en ese proceso, la energía de las piedras, puede ser otro granito que te ayude en el camino.

Y si te interesa el mundo de las piedras preciosas, síguenos en nuestras redes sociales Facebook e Instagram

    ¿Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro blog

    He leído y acepto la política de privacidad

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.