Introduzca su búsqueda

Agata

Piedra ágata, propiedades y significado

Piedra ágata, propiedades y significado

Piedra ágata, propiedades y significado de esta maravillosa gema.

La piedra ágata es un mineral de sílice semiprecioso, que destaca por su gran belleza, y que a lo largo de la historia se ha utilizado para asentar las energías y aportar equilibrio físico, emocional e intelectual a la persona que la lleva. Por tanto, podríamos decir que el mineral Ágata es un mineral que favorece la armonía.

El nombre de Ágata procede de Sicilia, concretamente del río Achates, actualmente más conocido como río Dirillo. Esto se debe a que en el río Achates fue donde se encontró la primera pieza de ágata.

El ágata se va formando por la deposición de capas de sílice, que va llenando los huecos en vesículas volcánicas u otras cavidades. La encontramos en rocas volcánicas, y su tamaño puede variar de milímetros a incluso varios metros.

Los yacimientos más importantes de ágatas se encuentran en Estados Unidos, Brasil, Uruguay, Argentina, India y Madagascar.

piedra agata,propiedades y significado

piedra agata, propiedades y significado

Desde el punto de vista de la leyenda, el ágata es considerada la piedra de la sabiduría. Sabiduría, esa que todos poseemos y cuál ágata a veces se encuentra enterrada entre capas y capas de elementos externos. Pero, si la trabajamos, brillará con toda su luz.

Historia del mineral Ágata 

Los sumerios fueron de los primeros en utilizar el ágata para hacer joyería como sellos y collares. La colección de miles copas de ágata acumulada por Mitrídates, Rey de Ponto, muestra a qué grado este mineral era apreciado por los sumerios.

Las copas de ágata fueron también muy comunes durante la época bizantina, así como más tarde, durante el Renacimiento en Europa, ya que era una pieza de coleccionista para la nobleza. La durabilidad de este mineral hizo posible que hoy en día muchos de nuestros museos europeos tengan estos magníficos ejemplares.

Los persas, árabes y otros pueblos de Oriente utilizaban el ágata, principalmente para sellos en los anillos, sobre los cuales estaba grabado un versículo del Corán, el nombre de su propietario o algún símbolo o fórmula mágica que protegía a su portador de una gran cantidad de males.

 Significado de la piedra Ágata 

Formado a partir de cristales de cuarzo, el mineral Ágata es muy estable, que sirve para asentar las energías positivas, aportando equilibrio físico, emocional e intelectual.

Según el significado de la piedra Ágata, es una piedra calmante, que ayuda a centrar y estabilizar la energía física, y tiene el poder de armonizar el yin y el yang.

A nivel psicológico, el Ágata favorece la autoconfianza en uno mismo, así como el autoanálisis y la percepción de las circunstancias ocultas.

 Propiedades de la piedra Ágata 

A nivel emocional, una de las propiedades de la piedra Ágata es que fomenta la autoconfianza, facilitando la aceptación de uno mismo, superando la negatividad y la amargura de corazón.

Otra de las propiedades del Ágata es que sana la ira interna y, fomenta el amor y el coraje. Además, a nivel mental, mejora la concentración y potencia las habilidades analíticas.

Con un elevado poder físico y emocional, también se dice que, si se coloca sobre el abdomen, la piedra Ágata estimula el proceso digestivo y alivia la gastritis. También cuida la salud ocular y estomacal, y limpia el sistema linfático y el páncreas, fortaleciendo los vasos sanguíneos.

Ahora que ya sabemos para qué sirve la piedra Ágata, no es de extrañar que sea un mineral tan valioso, a lo que hay que sumar su belleza.

 Tipos de piedra Ágata 

Existen diferentes tipos de piedra Ágata, cuya diferencia de colores se debe a que en cada zona la estructura y el número de inclusiones en la calcedonia varía, con lo que cambian sus propiedades. En función de esas inclusiones el color es uno u otro.

 Piedra Ágata azul 

Por lo general, la piedra Ágata azul se fabrica de forma artificial, por lo que no cuenta con propiedades terapéuticas.

 Piedra Ágata verde 

La piedra Ágata verde favorece la flexibilidad emocional y mental, mejorando la toma de decisiones.

 Piedra Ágata morada 

La piedra Ágata morada o rosada potencia el amor entre padres e hijos. Para que tenga el máximo efecto, lo mejor es ponértela sobre el corazón.

 Piedra Ágata blanca 

La piedra Ágata blanca procede de Botswana, y es ideal para personas que tengan algún tipo de conexión con el juego o el humo, de ahí que sea muy recomendable y beneficiosa para aquellas que quieran dejar de fumar.

Y, más allá de los colores, existen algunas variedades de piedra Ágata, que en realidad son calcedonias con distintas inclusiones, como ágata dendrítica, ágata musgosa o piedra mocha, ágata de fuego, ágata de paisaje, onix, sardónix o sardónice, entre otras. Reciben estos nombres por los colores y dibujos que forman sus bandas.

El sabio no es el que enseña con palabras, sino con actos. Lao-Tse.

    ¿Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro blog

    He leído y acepto la política de privacidad